• Menu
  • Menu

España

Pla de Palau

Pla de Palau

La Pla de Palau en el viejo barrio de la Barceloneta es toda una sorpresa de los viajeros, ya que se trata de uno de los rincones con más carga histórica que se pueden visitar en la Ciudad Condal. Su aspecto ha cambiado mucho con el paso de los siglos, porque antiguamente era el lugar de entrada a la ciudad desde su puerto marítimo, y por ello era su principal plaza...

La Pedrera

Passeig de Gràcia y La Pedrera

Si se visita Barcelona, pasear por el Passeig de Gràcia se convierte en una obligación. Eso sí, una obligación de lo más placentera, ya que esta vía es una de las más elegantes de la ciudad y sus atractivos se suceden a cada paso, desde monumentales construcciones del Modernismo hasta galerías de arte, pasando por las tiendas de las marcas más glamurosas y elegantes...

Museu d’Història de Catalunya

Museu d’Història de Catalunya

Este museo se ubica en el enorme Palau del Mar, a orillas del Mediterráneo. Concretamente el acceso es por la Plaça de Pau Vila. Esta grandilocuente construcción se levantó entre los últimos años del siglo XIX y los primeros del XX, y se concibió con un uso bien diferente al actual, ya que se pensó como unos gigantescos almacenes para el puerto. No obstante, tras las...

Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC),

Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC)

La Montaña de Montjuïc es como una ciudad dentro de la metrópoli de Barcelona. Es una visita obligada para quienes quieren descubrir la Ciudad Condal. Allí los atractivos se suceden uno de detrás de otro, pero sobre todos ellos, incluso literalmente, se eleva el Palau Nacional que es la sede del MNAC, posiblemente la colección de arte más prestigiosa de la ciudad. El...

Jardines Mossèn Costa i Llobera

Miramar y Jardins Costa i Llobera

La Montaña de Montjuïc posee un sinfín de reclamos turísticos de primer orden. Los más famosos son el Poble Espanyol, el Museu Nacional d’Art de Catalunya o el Estadio Olímpico. Sin embargo, hay un gran repertorio de jardines, menos conocidos, pero de un enorme encanto. Entre otras cosas por suponer verdaderas islas de vegetación en plena metrópoli. De todos ellos...