BASILEA

GU√ćA DE BASILEA

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ GU√ćA DE BASILEA

Si viajas a Basilea, vas a llegar al norte de Suiza, a unos lugares donde confluyen las tierras y tradiciones helvéticas, francesas y alemanas. Y sobre todo a una zona que gran parte de su historia y también de su prosperidad se la debe a la presencia del río Rin. Su cauce, sus aguas y sus puentes seguro que van a ser los protagonistas de tu escapada a Basilea.

BASILEA, A ORILLAS DEL RIN

LA GRAN BASILEA Y LA PEQUE√ĎA BASILEA

Son como dos ciudades en una. En la orilla izquierda del Rin est√° la Gran Basilea y en la derecha, la Peque√Īa. Como buenos vecinos, los enfrentamientos y envidias entre ellas son toda una tradici√≥n. Incluso hay monumentos que recuerdan las afrentas entre uno y otro, y durante el famoso Carnaval de Basilea, la enemistad entre ambas zonas siempre est√° presente. A ti, como turista, poco te va a importar esto, y vas a cruzar indiferentemente a una y otra orilla del Rin, atravesando los puentes hist√≥ricos que unen las orillas. O tambi√©n cruzando en los transbordadores que se mantienen en activo desde el siglo XIX.

DISFRUTAR DEL RIN

Este gran r√≠o es en s√≠ un atractivo tur√≠stico. Si hace buen tiempo an√≠mate a imitar a los lugare√Īos, cuya piscina principal es el propio r√≠o. Te puedes dar un chapuz√≥n y tumbarte en sus orillas a tomar el sol. Tambi√©n puedes ir a alguna de sus casas de ba√Īos. O si no eres muy de agua, entonces lo tuyo ser√° hacer un crucero fluvial por el Rin y disponer de las hermosas vistas desde la embarcaci√≥n. As√≠ puedes llegar hasta el Dreil√§ndereck, el punto exacto donde se unen (o se separan) Suiza, Francia y Alemania. All√≠ hay un puerto donde ver√°s grandes embarcaciones que tomar√°n rumbo al Mar del Norte, siguiendo el curso del r√≠o. Y si prefieres tierra firme, tienes que pasear por el rom√°ntico barrio de St. Alban, con canalillos del r√≠o unidos por callejas de lo m√°s pintoresco.

LOS OR√ćGENES Y EL PRESENTE DE BASILEA

Sorprende saber que la fundación de la ciudad se debe al establecimiento de un campamento de legionarios romanos. Si deseas saber más de cómo llegaron hasta aquí, acércate hasta el yacimiento de Augusta Raurica, muy bien conservado y uno de los más espectaculares al norte de los Alpes. Desde aquellos orígenes, la ciudad ha cambiado muchísimo, y sorprende comprobar lo bien que conjuga su historia con su aspecto urbano muy moderno, en cuya concepción han participado algunos de los arquitectos más prestigiosos de nuestros días, a cuyo talento se deben edificios como la Feria de Basilea o el Vitra Design Museum.

LOS MUSEOS DE BASILEA

Este museo dedicado al dise√Īo, es emblem√°tico del car√°cter contempor√°neo de la ciudad, pero hay infinidad en la urbe. Est√° el Kunstmuseum Basel, la Fundaci√≥n Beyeler, el museo de las caricaturas, el de los juguetes, el de farmacia, o el de historia natural. Cuando llegues a la ciudad, acude a una oficina de turismo y comprueba la larga lista de espacios expositivos que posee. Ser√° muy, pero que muy dif√≠cil, que no encuentres alguno que no te apetezca ver.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *