Doha

GU√ćA DE DOHA

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ GU√ćA DE DOHA

Si piensas viajar a Doha, la capital de Catar, y pasar unos días de vacaciones, lo primero que has de saber es que tienes que llevar la tarjeta de crédito bastante saneada, porque es un destino turístico entre caro y muy caro. Y la segunda cuestión es que los atractivos de la ciudad tampoco abundan, más allá de las compras y ciertas experiencias lujosas. Si bien la capital a orillas de Golfo Pérsico, es el mejor lugar para adentrarse al interior desértico de este país. Por eso, aquí van unas recomendaciones para una breve estancia, de tan solo unas horas, mientras se hace un trasbordo de aviones.

UNAS HORAS EN DOHA

QATAR AIRWAYS

La aerol√≠nea ofrece muchos vuelos que unen Europa con ciudades africanas y asi√°ticas, por lo que si hac√©is escala en Doha durante unas horas pod√©is aprovechar para visitar la ciudad, ya que el Aeropuerto Internacional se encuentra muy pr√≥ximo a la urbe. Eso s√≠, tendr√©is que pagar unos euros por el visado. Merece la pena, ¬Ņqui√©n sabe cuando volver√©is a este lugar?

DE LAS PERLAS AL PETR√ďLEO

Doha es una ciudad moderna, fundada a inicios del siglo XIX cuando aqu√≠ hubo un ‚Äúgran √°rbol‚ÄĚ (traducci√≥n de su nombre). Durante m√°s o menos un siglo, esto era un pueblo de pescadores y recolectores de perlas. Como recuerdo de aquellos tiempos, cuando recorr√°is el Corniche, que es el paseo de 5 km. que rodea la bah√≠a de Doha, ver√©is una gran escultura de una ostra, y tambi√©n, teniendo como tel√≥n de fondo los rascacielos de acero y cristal, sobre las aguas de la bah√≠a ver√©is unas curiosas embarcaciones que huelen a tradici√≥n. Son los dhows, los barcos de pesca antiguos que ahora en muchos casos se han reconvertido en embarcaciones de recreo para los turistas. Pero aquello de pescar y bucear buscando perlas se acab√≥. Antes de mediados del siglo XX aqu√≠ apareci√≥ petr√≥leo y gas. El man√° que hace que Catar sea el pa√≠s con mayor renta per capita del mundo. Eso s√≠, la poseen los catar√≠s, no la poblaci√≥n en su conjunto, entre las que ver√©is muchos emigrantes asi√°ticos y de pa√≠ses del Oriente Pr√≥ximo.

EL MUSEO ISL√ĀMICO

Durante las horas en Doha es imprescindible visitar gratis el Museo de Arte Islámico. Una de las mayores colecciones del mundo en su género. Los catarís invirtieron millones y millones de dólares para traer aquí piezas islámicas de cualquier lugar del planeta. Por ejemplo, las hay procedentes de La Alhambra granadina. E incluso el edificio es una inmensa maravilla, construida a golpe de talonario por el mismo arquitecto chino Pei que hace décadas creó la polémica y funcional Pirámide del Louvre.

EL ZOCO WAQIF

No hace falta visitar ese museo para saber que est√°is en un pa√≠s isl√°mico. Lo comprobareis desde el primer momento, por las vestimentas de hombres y sobre todo de mujeres, y eso que dentro de su entorno, Catar es de los m√°s abiertos en ciertas cuestiones. Donde igual no os parece que est√°is en un pa√≠s √°rabe es cuando os adentr√©is en el Zoco Waqif. Los productos son de aqu√≠, los vendedores tambi√©n, pero el caos, griter√≠o y suciedad t√≠pica de este tipo de mercados no existe. Todo es pulcritud, orden y exquisiteces. Un resumen de la Doha que ense√Īan a los turistas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *