Ginebra

GU√ćA DE GINEBRA

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ GU√ćA DE GINEBRA

Si no has visitado nunca Suiza, aquí te recomendamos el que posiblemente sea el mejor sitio para tomar contacto con el país: la ciudad de Ginebra, casi en la frontera con Francia. Seguramente su urbe más internacional y en la que todos los tópicos que poseas o hayas oído sobre el país helvético se acabarán por confirmar. Varias razones invitan a esta escapada a Suiza, por un lado su carácter cosmopolita, por otro su abundante oferta de alojamiento, y además de que se trata de un destinos excelentemente conectado tanto por vía terrestre o como aérea..

PARA CONOCER SUIZA: GINEBRA

EL LAGO LEM√ĀN

Si pensabas que las ciudades suizas est√°n rodeadas por un paisaje natural deslumbrante, en Ginebra eso es precisamente lo que te vas a encontrar. Desde cualquier parte su casco urbano podr√°s ver alguno de los picos de los Alpes, y adem√°s la ciudad est√° en el extremo sur de uno de los lagos de monta√Īa m√°s famosos, el Lago Lem√°n. Un lago que podr√°s recorrer en cruceros que zarpan desde el puerto, al igual que podr√°s embarcar en ferrys que unen a Ginebra con otras grandes ciudades que se encuentran en sus orillas como Nyon o Lausana.

Del Lago Lemán sale el río Ródano camino del Mediterráneo, muchos kilómetros al sur. Pero en Ginebra el cauce de este río divide la ciudad en dos. De hecho, la zona más antigua de la ciudad se encuentra en su orilla izquierda. Mientras que en la ribera derecha abundan los hoteles y restaurantes. Y entre ambas zonas, sobre las propias aguas del lago se levanta el Jet d’Eau, un espectacular surtidor de agua que levanta una columna líquida de hasta 140 metros de altura.

LOS RELOJES Y LA NEUTRALIDAD SUIZA

La industria relojera es uno de los emblemas del país, y en Ginebra vas a encontrar el Museo Internacional del Reloj, imprescindible para los apasionados en este tema. Y para los que no llegan a fascinarse con esa tecnología, si que pueden admirar el reloj de flores en el  Jardín Inglés, realmente curioso. Y otro de los símbolos del país, es su neutralidad tradicional. Por eso en Ginebra se encuentra la sede europea de la ONU, así como también está instalada la base de la Cruz Roja, la cual muestra su labor humanitaria en un atractivo museo.

UN PASEO POR LA CIUDAD ANTIGUA

Una vez vistos esos reclamos y tras pasear a orillas del Lago Lem√°n, se hace imprescindible recorrer el casco hist√≥rico de Ginebra. All√≠ sin duda hay que acudir hasta su monumento m√°s grandioso, la Catedral de Saint Pierre. Pero sobre todo es un conjunto urbano de gran hermosura y en un excelente de conservaci√≥n. Todo el n√ļcleo hist√≥rico gira en torno a la Place du Bourg-de-Four, la m√°s vetusta de la ciudad. Si bien seguramente la m√°s famosa sea la Grand Rue, el lugar donde naci√≥ uno de los personajes suizos m√°s famosos de todos los tiempos, Jean Jacques Rousseau, uno de los padres de la Ilustraci√≥n, y por lo tanto de la sociedad tal y como hoy la conocemos. Quiz√°s, solo por eso ya merece la pena viajar hasta Ginebra.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *