Jaipur

GU√ćA DE JAIPUR

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ GU√ćA DE JAIPUR

A todos nos nombran la palabra maharajá y nos viene a la cabeza el lujo, el poderío y hasta las excentricidades de los grandes reyes (esa es su traducción del sanscrito) de las diferentes regiones de la India. Pues bien, si eres uno de los afortunados que puede viajar a Jaipur, descubrirás toda una ciudad que se debe a la fundación de uno de esos maharajás, concretamente Jai Singh II, que gobernó estas tierras acabando el siglo XVIII.

JAIPUR: EL SUE√ĎO DE UN MAHARAJ√Ā

JAIPUR, UNA CIUDAD ORDENADA Y ROSA

A diferencia de otras grandes capitales hind√ļs, lo primero que te va a sorprender es que su n√ļcleo hist√≥rico est√° perfectamente ordenado. Se concibi√≥ como seis barrios separados por grandes avenidas. Adem√°s gran parte de sus edificios hist√≥ricos tienen un peculiar tono rosado. Se debe a que cuando se construyeron se emple√≥ estuco y arenisca de ese color. Y no solo eso, cuando en 1905 lleg√≥ hasta aqu√≠ el Pr√≠ncipe de Gales en viaje por sus colonias, se decidi√≥ volver a pintarlo todo de rosa. Y es que este color para ellos es un s√≠mbolo de buena suerte y de hospitalidad.

LOS PALACIOS DE JAIPUR

Aquel maharajá hizo construir varios palacios en la ciudad. Los de Chadra Mahal y Mubarak Mahal son visitables en parte ya que se hallan reconvertidos en museos. En cambio el de Jah Mahal, rodeado por un lago, ahora es un exclusivo hotel, al que no podrás entrar si no te hospedas allí. En realidad, puede que sea una de las mejores formas de saber cómo vivían esos fastuosos gobernantes, ya que en él tratan a los clientes con todo tipo de exquisiteces y caprichos. Mientras que el pueblo llano nos hemos de conformar con visualizarlo desde lejos, en la orilla opuesta del lago.

EL PALACIO DE LOS VIENTOS

Este puede que sea el edificio más famoso de Jaipur. Si bien, del original se conserva poco más que su fachada. Una fachada que da una avenida y que tiene 5 pisos. En ella se abren más de 500 ventanas, de ahí la alusión al viento en su nombre, aunque su denominación oficial es Hawa Mahal. En realidad, era un ala del palacio real, la destinada a las mujeres del harén, que desde ahí podían ver la calle.

EL JANTAR MANTAR

Adem√°s de su previsible pasi√≥n por las mujeres, aquel maharaj√° tambi√©n era muy aficionado a la ciencia, y m√°s concretamente a la astronom√≠a. Por ello construy√≥ el Jantar Mantar, un enorme observatorio del firmamento, en el que se observan vol√ļmenes y esculturas a partir de cuyas sombras, los astr√≥nomos de la √©poca pod√≠an hacer sus especulaciones y c√°lculos sobre los astros.

NO TODO ES ROSA EN JAIPUR

Evidentemente la ciudad desde el siglo XVIII ha crecido bastante y han ido surgiendo nuevos edificios, y si bien la gran mayor√≠a respetan las formas tradicionales, tambi√©n se pueden ver ejemplos de arquitectura contempor√°nea. No obstante, no todo es as√≠. En 1988 una familia de industriales construy√≥ el Templo de Birla Mandir, bajo la advocaci√≥n de Visnu y su consorte¬†Laxmi. Curiosamente es un templo construido √≠ntegramente en m√°rmol blanco. Y a√ļn m√°s curioso, y tambi√©n muy entretenido, es buscar entre sus muchas esculturas hinduistas, las figuras de Buda, Cristo, Confucio, S√≥crates o Zarathustra.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *