Kyoto

GU√ćA DE KYOTO

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ GU√ćA DE KYOTO

 

A Jap√≥n no se va todos los d√≠as. Un destino caro y lejano, por eso qui√©nes lo visitan quieren aprovechar al m√°ximo su estancia y ver cuantas m√°s cosas, mejor. Cada cual es libre de viajar como crea conveniente. Pero puede ser un error visitar ese pa√≠s con prisas acumulando ciudades en la c√°mara de fotos. Es mejor disfrutar de un lugar con la atenci√≥n que merece, no en vano estamos hablando de las culturas m√°s ceremoniosas que uno imagine y es bueno imitarlos en ese aspecto. Por otro lado, aunque Jap√≥n parezca peque√Īo en la lejan√≠a y escala de un mapa, se trata de un archipi√©lago bastante amplio, donde abundan los lugares atractivos. Y entre ellos hay una ciudad que merece una estancia larga: Kyoto.

¬ŅPor qu√© Kyoto?

Respuesta sencilla. Es la ciudad m√°s monumental del pa√≠s. Es la ciudad imperial por antonomasia y la densidad de palacios, templos y jardines es inabordable. Aqu√≠ va un listado de los templos visitables, tanto en el centro como en los barrios aleda√Īos: Higanshi-Honganji, Toji, Nishi-Honganji, Sanjusangendo, Yasaka Jinja, Kinyomizudera, Kinkajuki, Ryoanji, Daitokoji, Nanseji,‚Ķ.. y muchos m√°s. A cada cual m√°s interesante y entre todos forman un conjunto integrante del Patrimonio de la Humanidad.

Y a esa arquitectura religiosa sintoísta se suman las villas palaciegas, dominadas por la presencia del Palacio Imperial en el mismo centro de la ciudad, un canto a las formas más simples, que contrastan con el tono más suntuoso del Castillo Nijo.

Autorizaciones oficiales para las visitas

Tambi√©n son grandes exponentes de la m√°s bella arquitectura de la historia de Jap√≥n las villas imperiales de Katsura y de Shugakuin, ambas paradisiacos lugares de retiro de diversos emperadores nipones. Si deseas visitarlas, plan√©alo con tiempo (esto es Jap√≥n, y la improvisaci√≥n aqu√≠ no es virtud). Para hacer la visita guiada tendr√°s que solicitar la autorizaci√≥n a la Agencia de la Casa Imperial. Por suerte, lo puedes hacer por internet, porque seg√ļn las visitas previstas, no dan permiso de un d√≠a para otro.

El Barrio de Gion

Tanto el Palacio Imperial rodeado por los jardines de Kyoto Gyoen como el Castillo Nijo, así como alguno de los templos citados están en este barrio céntrico. Pero sus atractivos van más allá. Aquí se huele y siente la tradición. Es uno de los pocos sitios en el que verás, con relativa facilidad a las maiko, aprendices de geisha. En el mismo barrio tienes que ir a Shijo-Kawaramachi, un nombre largo pero de explicación sencilla, ya que no es más que la intersección de dos grandes calles, Shijo y Kawaramachi. Es la mayor zona comercial de la ciudad. Aquí llenarás tu mochila con compras de todo tipo y tu mente se empapará del espíritu más cortés y ceremonioso local, porque cualquier establecimiento te dará un tratamiento exquisito, casi excesivo. Pero es que en Kyoto se palpa la tradición más ancestral del país, y además lo descubrirás plasmado en muchas de sus manifestaciones culturales. Especialmente si vas a Gion Corner. Allí puedes visitar el teatro donde se celebran espectáculos tradicionales, desde las marionetas a conciertos de arpa koto o danzas típicas, sin olvidar la ceremonia del té o el arte de los arreglos florales. Son esencias del pueblo japonés y merece la pena que lo contemples, aunque no acabes de comprenderlos.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *