marbella

GU√ćA DE MARBELLA

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ GU√ćA DE MARBELLA

Marbella a descubrir

Es inevitable, la ciudad malague√Īa de Marbella la identificas con el lujo. Los visitantes de alto standing, sus fiestas y posados, la han hecho famosa en el mundo entero. Posiblemente los d√≠gitos de tu cuenta corriente est√©n muy lejos de los de esos famosos, pero tambi√©n puedes visitar Marbella y descubrir una urbe mediterr√°nea, que sin duda posee un encanto peculiar.

Puerto ban√ļs

No obstante, es dif√≠cil no llevar en tu cabeza esa imagen del glamur. Si lo quieres conocer, aunque solo sea de refil√≥n, tienes que acercarte hasta Puerto Ban√ļs. El lugar del famoseo por antonomasia con sus incre√≠bles yates, las villas inmensas y las tiendas de lujo por cualquier esquina. Pero, ¬Ņpor qu√© Marbella y Puerto Ban√ļs son una meca para este grupo de privilegiados? Una de las razones es su apacible clima y otra es su paisaje costero, repleto de grandes playas de tranquilas aguas.

Las playas marbellís

A lo largo de menos 30 kil√≥metros se despliegan m√°s de 20 playas, cada una con su personalidad. Desde las m√°s exclusivas como Playa de Nueva Andaluc√≠a, Nikki Beach o Playa de Nag√ľeles, donde la sal del mar se combate a base de copas de champ√°n, hasta otras m√°s populares como Playa Hermosa, de Alicate o la Playa de la Fontanilla, casi en el centro de Marbella. En cualquiera de ellas disfrutar√°s de jornadas a base de ba√Īos de sol y de mar, siempre refrescados por paseos hasta cualquiera de sus muchos chiringuitos.

Comer y beber en Marbella

Adem√°s de esos establecimientos playeros, algunos muy alejados de la idea t√≠pica de chiringuito, tambi√©n se puede degustar la gastronom√≠a mediterr√°nea en los abundantes bares y restaurantes de la ciudad. Unos platos protagonizados tanto por el marisco y el pescado, como por las ricas hortalizas de los campos de cultivo del entorno. Y desde luego, est√°s en Andaluc√≠a, as√≠ que lo mejor es dedicar alg√ļn d√≠a para ir de tapeo y beber alguna que otra copa de vino para acompa√Īar unas buenas gambas a la plancha.

Paseando por la vieja marbella

Durante una caminata por el casco antiguo no te faltarán bares y tabernas para encontrar esas tapas. De este modo puedes alternar la visita a los atractivos históricos con ir picando algo. Si no conoces la ciudad, te sorprenderá el paseo histórico por sus callejas y por las murallas de su antigua fortaleza, todo ello de origen árabe.

Personajes ilustres del pasado

De hecho, Marbella estuvo bajo dominio musulmán hasta los tiempos de Fernando el Católico. Este monarca inspiró la construcción de uno de sus rincones más bellos: la Plaza de los Naranjos. En torno a los árboles que le dan nombre y una bella fuente dieciochesca se concentran los grandes edificios del patrimonio histórico marbellí. Su Ayuntamiento de fachada mudéjar, la Casa del Corregidor erigida en el siglo XVII, la Alhóndiga o la ermita de Santiago, el primer templo cristiano en la población.

Durante ese paseo por Marbella posiblemente tus ideas, y posibles prejuicios sobre la ciudad cambien, y compruebes que  sin dejar de ser la capital de la jet-set, también es un destino amable y hospitalario con los visitantes de otros estatus sociales.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *