• Menu
  • Menu

Monasterio de Pedralbes

Viajes » Trawell Blog » Monasterio de Pedralbes

Esta joya del arte gótico se encuentra en uno de los barrios más exclusivos de la ciudad, en Pedralbes. Allí, entre casonas de los más pudientes destaca la arquitectura del Monasterio y también del Palacio Real de Pedralbes. Es decir, el entorno se ha transformado enormemente desde que se construyó, al igual que la propia función del lugar ha variado, ya que actualmente ya no vive comunidad religiosa alguna. Y por el contrario el monasterio se transformó en otro más de los atractivos turísticos de la Ciudad Condal, ya que aquí hay un interesante museo de arte medieval. También han cambiado muchos los jardines del monasterio, porque ahora son un parque público.

Los restos más antiguos del Monasterio de Pedralbes

El monasterio posee su propia iglesia gótica, si bien es de una arquitectura sumamente sobria. Más interesante es la visita a su gran claustro. Un espacio que posee tres alturas, lo cual es un rasgo que lo identifica. Este claustro se construyó allá por el siglo XIV, y a lo largo del mismo se encuentra como nota más impactante la Capilla de San Miguel, en la cual se pueden ver pinturas murales realizadas en esa misma centuria y que salieron de la mano del artista gótico Ferrer Bassa, uno de los primeros artistas catalanes sobre los que se posee documentación.

No es la capilla de San Miguel el único resto antiguo del claustro. A escasa distancia se conserva el sepulcro de la reina Elisenda, a la cual se le debió la fundación de este convento, que siempre acogió órdenes religiosas femeninas.

La distribución en el pasado del Monasterio de Pedralbes

Toda la vida monacal giraba alrededor del claustro. Como testigo de aquello se pueden visitar en la planta más baja, algunas de las estancias más funcionales de la congregación. Estas salas son visibles tras una larga restauración que ahora permite imaginarse como era el refectorio o comedor de las monjas, y también las cocinas. Igualmente durante el recorrido se identifican otros espacios interesantes, como son los establos o los almacenes donde se guardaban las provisiones.

El recorrido continúa hacia la planta intermedia del claustro. Allí se repartían las celdas en las que vivían las religiosas. Había más celdas de las que se conservan en la actualidad, ya que la planta superior también hubo pequeñas habitaciones para las monjas, sin embargo en este último piso el aspecto ha cambiado considerablemente, ya que hoy en día acoge los fondos del museo medieval

El Museo de Pedralbes

Se exponen sus fondos en un enorme salón, que sirve para mostrar algunas obras de artistas catalanes del Gótico, sobre todo pinturas y esculturas. Si bien también se poseen obras posteriores de artistas flamencos. Unas obras que fue adquiriendo la propia comunidad religiosa, la cual estaba integrada prácticamente por las hijas de las familias más acaudaladas de  Cataluña, motivo por el cual, la comunidad siempre disponía de fondos para hacer este tipo de inversiones.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *