Parc de la Ciutadella

Parc de la Ciutadella

Viajes ¬Ľ viajes ¬Ľ Parc de la Ciutadella

El Parc de la Ciutadella, en la zona de la Ribera, es decir integrada en la Ciutat Vella, es uno de los principales pulmones verdes de toda el área histórica de la capital catalana. Por ello es un lugar ideal para aislarse durante un rato del bullicio urbano, sentarse a descansar a orillas de sus estanques, dar un agradable paseo entre su frondosa vegetación o dirigirse por él hacia el zoo e incluso el Parlament de Catalunya.

Historia del Parc de la Ciutadella

Este espacio barcelon√©s hoy tiene una apacible presencia, pero no siempre fue as√≠.¬† En el siglo XVIII, tras la Guerra de Sucesi√≥n, el rey Felipe V orden√≥ que se derribara parte del barrio de la Ribera para construir all√≠ una fortaleza militar desde la que vigilar las posibles rebeliones catalanas. Obviamente, aquella construcci√≥n se convirti√≥ en un odiado s√≠mbolo borb√≥nico, que adem√°s a√Īos m√°s tarde tambi√©n fue usado como prisi√≥n. Pero en 1869, se decidi√≥ su derribo y entonces el solar se trasform√≥ en el actual Parque de la Ciudadela. No obstante, en el antiguo arsenal de aquella fortaleza hoy en d√≠a est√° instalado en Parlament de Catalunya.

Gaudí en el Parc de la Ciutadella

En un lugar tan carism√°tico de Barcelona no pod√≠a faltar la impronta de Gaud√≠. Se puede ver en la monumental cascada de agua que hay en la entrada al parque por el Passeig de Pujades. En realidad esta cascada se construy√≥ entre 1875 y 1881 por el arquitecto Josep Fonteser√®, qui√©n cont√≥ con la entusiasta colaboraci√≥n de un joven llegado de Reus y llamado Antoni Gaud√≠. El resultado es un conjunto arquitect√≥nico y escult√≥rico de aires cl√°sicos, que no hace prever la genialidad modernista que desarrollar√≠a el arquitecto pocos a√Īos despu√©s.

El Parc de la Ciutadella en 1888

Aquel a√Īo se celebr√≥ en Barcelona la primera de Exposiciones Universales que ha acogido la Ciudad Condal, y el Parque de la Ciudadela fue uno de sus escenarios principales. A aquel momento se debe la presencia de varios edificios singulares situados en el lado del Passeig de Picasso. De hecho, el famoso Arco del Triunfo modernista en las inmediaciones del parque tambi√©n es de aquel acontecimiento hist√≥rico. Dentro de la Ciudadela todav√≠a se conserva el fantasioso Castell dels Tres Dragons. Adem√°s est√° el antiguo Museo de Geolog√≠a, el Hivernacle y el Umbracle, estos dos √ļltimos dedicados a la conservaci√≥n y exposici√≥n de singulares especies bot√°nicas.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *